Ciudad Bolívar

El criar hijos es un desafío; el criar hijos buenos es un gran desafío y el criar hijos piadosos es un desafío increíble, pero no imposible.
Existen varios ingredientes importantes que se necesitan para criar hijos piadosos. Uno de ellos es el enseñar a los hijos a obedecer, la obediencia para ser obediencia debe ser inmediata y dulce.


Los padres deben también enseñar a sus hijos a mostrar respeto y honor. Un niño a quien no se le enseña a respetar a sus padres, no respetará a otros adultos, a gente grande de edad, a su cónyuge, ni a Dios.
De manera tal, que los padres deben también, proteger a sus hijos del mal, el mal en general y en particular de las malas influencias. Existe una un principio filosófico que dice que producirás hijos mejores al exponerlos a la suciedad de este mundo. El libre de Romanos en el capítulo 16 versículo 19, dice: “pero quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos (ignorantes) para el mal”.
Los creyentes bíblicos somos constantemente acusados de sobre proteger a nuestros hijos. Te daré mi punto de vista en relación a esta posición: no perdemos a nuestros hijos por ser sobreprotectores, perdemos a nuestros hijos por ser ásperos o por ser inconstantes en nuestras propias vidas.
El enseñar obediencia y respeto y proteger a nuestros hijos del mal son ingredientes esenciales y necesarios para criar hijos piadosos, pero no son los únicos ingredientes esenciales, de hecho, puedes tener esos ingredientes y aún así fracasar en criar un sabio y piadoso.
El libro de proverbios en su capítulo 23 versículo 26, nos dice, “Dame hijo mío, tu corazón…” El ingrediente esencial para criar buenos hijos es ganar sus corazones a tiempo, conservarlos y estar extremadamente alertas para no perderlos.
Pero, si pierdes el corazón de tu hijo, entonces debes elaborar rápidamente un plan para obtener de nuevo su corazón, no importando lo que se necesite hacer para lograrlo. Debes decidir estar dispuesto a pagar cualquier precio, sin estimar el tiempo, los problemas o el dinero que se necesite para obtener nuevamente su corazón.
Considera esto: Dios conoce tu corazón. Y Dios sabe de antemano si amas o no suficientemente a tu hijo como para estar dispuesto a pagar el precio de tener que tratar con su desobediencia y rebelión.
El corazón de todo problema es un problema de corazón, y eso incluye la rebelión. No es posible hacer demasiado hincapié en esto, porque este “corazón” del que estoy hablando controla todo lo que hay en la vida de una persona.
Un padre que tiene el corazón de su hijo, tendrá acceso a todo lo que hay en la vida de su hijo, sabrá lo que está sucediendo en la vida de su hijo, podrá guiar los pasos de su hijo en la dirección correcta, guiará sus ojos y oídos de cuadros inadecuados o de música mala y podrá determinar quiénes serán sus amigos.
Cualquier padre que no tiene el corazón de su hijo, tiene un hijo que tiene el potencial para convertirse en un rebelde que destroza el corazón de sus padres.
¿Tienes el corazón de tu hijo? No engañes; te harías daño a ti mismo y a él.
Este “corazón” del que estoy hablando no se diseñó para conservarse, fue diseñado para darse. Quienquiera que sea a quien tu hijo dé su corazón, será también la persona que tendrá la vida y lealtad de tu hijo.
Para conocer si en estos momentos tienes el corazón de tu hijo, es importante responder estas interrogantes: ¿Prefería tu hijo pasar tiempo contigo, más que con cualquier otra persona? ¿Te escucha tu hijo con respeto cuando tú hablas? ¿Tiene tu hijo un deseo genuino de agradarte? ¿Es tu hijo leal a ti en tu presencia y a tus espaldas? ¿Sabes lo que está sucediendo dentro de tu hijo?

Espacio Disponible

EDICION DIGITAL

 

 

 

ESTASS28 

Siguenos...

Diario El Expreso
Henry Falcón: "Para nosotros no hubo elecciones, hay que hacer nuevas elecciones en Venezuela"
Diario El Expreso
RT @JustoNogueraP: En breve haré anuncios importantes sobre las acciones q vamos a tomar para combatir el ataque en contra del pueblo por p…
Sigue Diario El Expreso en Twitter